Las baterías de los coches eléctricos en 2020

Las baterías de los coches eléctricos en 2020

29/07/2018 0 Por Angel

Las baterías de los coches eléctricos del futuro: con más de 650 kilómetros de autonomía WLTP.

Una de las soluciones que mayor autonomía está consiguiendo son las baterías con celdas de litio-níquel-manganeso-cobalto. Son algo más caras, pero en el precio final del coche solo afectan entre un 5 y 10 por ciento. Las llevan el Renault ZOE, el Opel Ampera-e, entre otros.
Entre los últimos avances uno de los más destacados son las baterías de estado sólido que conseguirán una autonomía para los coches eléctricos de más de 650 km WLTP. Además se solucionaría el problema a bajas temperaturas, ya que las baterías de estado sólido no ven afectada su autonomía hasta 20 grados bajo cero. No es una tecnología que se esté investigando con pocos recursos, ya que Bosch adquirió la start-up norteamericana Seeo Inc. para ponerse manos a la obra.


Bosch asegura que este tipo de baterías serán un 75% más pequeñas, acumularán el doble de energía y eliminarán el peligro de incendios. La compañía tiene prevista la producción en 2020 aunque se espera que sea finalmente para 2025 cuando llegue a los coches eléctricos.

En cuanto al futuro del proceso de recarga todo indica que camina hacia la inducción.

En China se ha estandarizado ya el sistema de carga inalámbrica Witricity, por lo que es de esperar que muchos países y fabricantes sigan su mismo camino.

Pero no solo Bosch está invirtiendo en baterías, otros fabricantes de baterías del mundo como Samsung también están invirtiendo enormes cantidades de dinero para desarrollar nuevas baterías mucho más eficientes, y que ofrezcan una mayor autonomía.

Samsung es uno de ellos, y esta semana han anunciado que han creado una nueva batería de estado sólido con la que afirman que se va a duplicar la autonomía de los coches eléctricos.

Las baterías de estado sólido jugarán un papel clave en la mejora de la autonomía de las baterías de los próximos años; sobre todo en las de los coches eléctricos. Estas baterías cuentan con una mayor densidad, lo que permite a los coches eléctricos tener una autonomía mayor. Estas baterías tienen la mitad de tamaño con la misma capacidad.

Utilizar electrolito sólido produce diversos problemas, se desgasta mucho por la aparición de dendritas, sin contar con los daños que se producen tras múltiples ciclos de carga. Samsung  ha evitado este problema utilizando una capa compuesta de carbono y plata como ánodo. El cátodo sigue formado por el mismo compuesto de níquel, manganeso y cobalto que se usan actualmente en las baterías de los coches eléctricos.

Este ánodo de carbón y plata ofrece mayor seguridad, pero sobre todo mayor capacidad, y mayor durabilidad de las baterías. El espesor de esta capa es de tan solamente 5 micras, permitiendo alcanzar una mayor densidad, de hasta 900 Wh/L en el mismo espacio que en una batería actual. Han creado un prototipo de una pequeña batería de 600 mAh, que es un 50% más pequeña en cuanto a volumen que una batería actual, pero ofreciendo la misma capacidad y autonomía.

Esto quiere decir que las baterías de Samsung con el mismo volumen de las actuales, duplicarían su autonomía

pasando por ejemplo en el caso del Renault Zoe de 300 a 600 kilómetros en una sola carga, o en el caso del Hyundai Kona de 482 a 964 kilómetros. Todo esto sin reducir la vida útil de la batería, ya que no tendría degradaciones con 1.00 ciclos de carga. Por lo tanto, estamos hablando de una durabilidad cuatro veces mayor que la de los coches eléctricos actuales, que normalmente empiezan a degradar la batería a partir de los 500 ciclos de carga. Las baterías de Samsung no necesitarían cambiarse por lo menos hasta que se hayan recorrido 1 millón de kilómetros, curiosamente es la cifra que coincide con la garantía que ofrece Lexus en su UX 300e.

Toyota o LG también están desarrollando este tipo de baterías. La ventaja de Samsung es que podría incorporar esta tecnología desarrollada en sus móviles.
Si esta tecnología se implanta en los coches eléctricos se habrá conseguido igualar la autonomía que proporcionan los coches de combustión interna actual, lo que haría que mucha gente se atreva a car el salto definitivo a los coches eléctricos, aunque el precio sigue siendo algo mayor, pero la tendencia del descenso del coste por kWh hará que muy pronto sean más baratos que los coches de combustión interna.